«ONDAS DO MAR DE VIGO» DE MARTÍN CÓDAX

«La imagen de Martín Códax como trovador está a medio camino entre cronista, reportero y novelista», dice Francisco Narla, autor de una novela basada en el s. XIII. «Laín, el bastardo». «Seguro que Martín Códax no compuso sólo 7 cantigas, las que se guardaron serían sus best seller».

Martín Códax fue un trovador gallego de la segunda mitad del s. XIII y comienzos del s. XIV. Seguramente era originario de Vigo, aunque no se sabe con seguridad, pero se intuye debido a las continuas alusiones que realiza a dicha ciudad en sus obras, sus cantigas de amigo, de las que se conservan 7. Era contemporáneo y colaborador del rey Alfonso X el Sabio, también conocido como el trovador de la Virgen por sus «Cantigas a Santa María».

Martín Códax escribía la letra y la música de cantigas de amigo, que se diferencian de las grandes cantigas de Santa María de Alfonso X el Sabio primeramente en cuanto a la temática. Las primeras (las de amigo) versan sobre el amor mundano, es decir, normalmente la letra está puesta en boca de una mujer que canta el amor de su amado, en cambio las segundas son cantigas en las que el trovador canta a la Virgen, aunque no sean de temática religiosa propiamente dicha. También las cantigas de amigo son más sencillas en cuanto a la música que las de Alfonso X el Sabio, que eran más cultas. Los dos tipos de cantigas estaban escritas en notación musical mensural cuadrada propia de la época.

Martín Códax escribió, como digo, cantigas de amigo de las que se conservan 7, que se han recuperado gracias al comerciante de libros Pedro Vindel, que encontró el llamado por él «Pergamino Vindel» en su librería en 1914 como sobrecubierta de un ejemplar de «De oficiis» de Cicerón. En él se recogen letra y música de las 7 cantigas de amigo conocidas de nuestro trovador. El texto está escrito en negro, los pentagramas en rojo y las iniciales en azul, todo ello tal y como se hacía en la época. El nombre del autor aparece en la parte superior del pergamino. El descubrimiento de este pergamino confirma la existencia de estas cantigas de Martín Códax, que ya eran recogidas en cuadernos de poesía de la época. Y reafirma la existencia de hojas volantes que eran repartidas entre los juglares, presentes sobre todo en Santiago de Compostela y en todo el Camino de Santiago, donde eran muy conocidas.

Os dejo con la primera cantiga recogida en este pergamino, «Ondas do mar de Vigo» en la que una mujer canta a su amado para que éste llegue pronto y ella no cesa de preguntarle al mar por el que se fue a ver si va a volver pronto. Incluso llega a rogar a Dios para que su amado regrese bien con ella. Os dejo una versión que he realizado con mis alumnos de cuarto de eso este curso, espero que os guste.

La letra de esta cantiga es la siguiente:

«Ondas do mar de Vigo,

se vistes meu amigo?

E ai Deus!, se verrá cedo?

Ondas do mar levado,

se vistes meu amado?

E ai Deus!, se verrá cedo?

Se vistes meu amigo,

o por que eu sospiro?

E ai Deus!, se verrá cedo?

Se vistes meu amado,

por que ei gran coidado?

E ai Deus!, se verrá cedo?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s